Reducción del estrés infantil antes de una operación

La Clínica IMQ Zorrotzaurre utiliza coches eléctricos para trasladar a los menores al quirófano. Dicha técnica elimina estrés y lágrimas, y facilita un despertar calmado de la anestesia.


Responsable de la buena práctica

CLÍNICA IMQ ZORROTZAURRE

Fuente de la buena práctica

Publicador de la buena práctica

Descripción

“En coche al quirófano” es la iniciativa llevada a cabo por la Clínica IMQ Zorrotzaurre para que los menores que requieran tratamiento quirúrgico vayan más tranquilos a quirófano gracias a los cochecitos eléctricos que, por control remoto, les trasladan desde que se separan de sus padres hasta la sala de operaciones.
Estos vehículos eléctricos, que disponen del marcado CE y que son manejados por celadores, no solo consiguen que los más pequeños se distraigan durante el circuito quirúrgico, lo que ayuda disminuir la ansiedad tanto de los menores como de sus familiares, sino que, además, fomentan un ambiente más calmado y “alegre” los días de intervenciones pediátricas. Todo ello facilita los procedimientos prequirúrgicos de enfermería y anestesia. Asimismo, la iniciativa mejora el despertar de la anestesia y ayuda a reducir el sentimiento de preocupación y el llanto.
Los especialistas señalan que la forma en la que los niños/as se van a dormir es un predictor de cómo se despertarán tras la intervención. “Si se duermen asustados, se despertarán de la misma manera. Un niño o una niña que se duerme calmado antes de la operación tenderá, en cambio, a despertarse con menos llanto y preocupación” afirman responsables del servicio de anestesia de Zorrotzaurre.


Fuente de información:

CLÍNICA IMQ ZORROTZAURRE, (19/11/2018), “En coche eléctrico al quirófano”, nueva iniciativa pediátrica en IMQ Zorrotzaurre para eliminar el estrés infantil 

http://ow.ly/hgqZ50ucJqq

 

   

Necesidades

  • Reducir el estrés de los menores y sus familiares durante todo el proceso quirúrgico.
  • Mejorar la humanización de la cirugía pediátrica.
 

Resultados

Satisfacción clientes. La medición del impacto de esta iniciativa en su primera etapa de andadura en la Clínica IMQ Zorrotzaurre, en niños y niñas de 2 a 6 años (el cochecito permite hasta 30 kg de peso), pone de manifiesto que el 98 % de los menores hospitalizados quiso hacer uso del cochecito para acudir a quirófano, que el 100 % de los niños y niñas que montaron en él fueron sin llorar y en calma y que, además, un 95 % se despertaron tranquilos y sin agitación tras la intervención. Estos hechos consiguieron que el 100 % de los padres, cuyos hijos fueron usuarios de estos cochecitos, haya considerado la experiencia como muy positiva.

Año

2018

Precio

Sense especificar



Publicada el 16 may. 2019



Comentarios


Inicia sesión para comentar.


Estamos preparando el archivo de la buena práctica de gestión. En pocos segundos, lo podrás descargar