Talleres de reanimación cardiopulmonar para cuidadores de niños con riesgo de parada cardiorrespiratoria

Los profesionales de la Unidad de Cuidados intensivos (UCI) Pediátricas y de la Unidad de Cuidados intensivos de Neonatología de Vall d’Hebron enseñan a los cuidadores a detectar una situación de paro cardiaco y a realizar las maniobras necesarias para revertirla. Padres, abuelos, hermanos y otros cuidadores se pueden beneficiar de estos talleres.


Person responsible for the Good Practice

HOSPITAL UNIVERSITARI VALL D'HEBRON

Good practice source

Good Practice publisher

Description

Cuando una persona está en parada cardiorrespiratoria el tiempo de reacción es fundamental para salvar su vida. Es por este motivo, que los profesionales de la Unidad de Cuidados intensivos Pediátricos y de la Unidad de Cuidados intensivos de Neonatología de Vall d’Hebron, que atienden muchos niños que, por sus patologías, presentan riesgo de parada cardiorrespiratoria, enseñan a los cuidadores a detectar una situación de paro cardíaco y a realizar las maniobras necesarias para intentar revertirla.

Los pacientes que dependen de una traqueotomía para respirar o que presentan arritmias, dolencias neurológicas o están pendientes de trasplante tienen un riesgo muy elevado de sufrir una parada cardiorrespiratoria. Es por este motivo, que desde el hospital Vall d’Hebron decidieron poner en marcha talleres para cuidadores de niños con riesgo de parada cardiorrespiratoria, ya que actuar en estos casos requiere una formación específica. Los cuidadores suelen ser padres, hermanos, tíos, abuelos... En los talleres se les enseña a identificar una situación de parada cardiorrespiratoria. Ante la sospecha de parada, los cuidadores tienen que comprobar si el niño está consciente gritando o estimulándolo con un estímulo que sea un poco doloroso. En el supuesto de que no responda y solo haya un cuidador en aquel momento, deberá pedir ayuda. Si hay más de un cuidador, hay que llamar al 112. Posteriormente se debe abrir la vía aérea y comprobar si el niño respira. Si no respira, se deberán iniciar las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica, realizando 5 insuflaciones de aire boca a boca o con bolsa y máscara si el niño es portador de traqueotomía, ya que de este modo es posible frenar la progresión de la parada. A continuación, se comprueba si el paciente se mueve o hay signos de vida, y si no se inician 30 compresiones torácicas con las manos. Posteriormente se irán alternando 30 compresiones con 2 insuflaciones de aire hasta que llegue el Servicio de Emergencias Médicas o el niño se recupere. En los cursos también se enseña a utilizar el desfibrilador externo automático (DIOSA) durante la reanimación, para los casos en los cuales sea posible disponer de uno de ellos.

Estos talleres constan de una parte teórica y de una parte práctica, que se lleva a cabo con unos maniquíes. Los talleres se iniciaron en 2016 y, desde entonces, ya se han beneficiado 81 cuidadores.

Por su parte, los profesionales de la UCI de Neonatología realizan también talleres de reanimación cardiopulmonar para cuidadores de niños con riesgo de parada cardiorrespiratoria. Las principales diferencias son que la ventilación se hace boca a boca-nariz y las compresiones torácicas se realizan con los dedos índice y corazón o con los dos pulgares abrazando el tórax.

 

Fuente de información:
Vall d'Hebron, 6 de setiembre 2019: “Vall d’Hebron realitza tallers de reanimació cardiopulmonar per a cuidadors de nens amb risc d’aturada cardiorespiratòria".
Disponible en: https://www.vallhebron.com/ca/noticies/vall-dhebron-realitza-tallers-de-reanimacio-cardiopulmonar-cuidadors-de-nens-amb-risc 

 

Needs

  • Mejora de la respuesta por parte de los cuidadores ante una situación de riesgo.

Results

Customer satisfaction. Un estudio muestra que los talleres aumentan la capacidad de respuesta de los cuidadores. Los profesionales de la UCI Pediátrica también han llevado a cabo un estudio para evaluar la satisfacción de los cuidadores en relación con estos talleres. Los datos indican que el 45% de los cuidadores de los talleres son madres, el 37% son padres y el 18% otros cuidadores. Uno de cada tres pacientes presenta una traqueotomía, el 17% una gastrostomía y el 11% ambas. Y uno de cada tres es dependiente de ventilación mecánica. El grado de satisfacción de los talleres es muy elevado. Al 86% de los cuidadores les parece que son muy útiles, y el 97% cree que ha mejorado su capacidad de afrontar situaciones críticas. De hecho, algunos cuidadores han tenido que afrontar una situación de paro cardíaco y han podido revertirla gracias a lo aprendido en los talleres.

Year

2016

Price

Unspecified



Published on*** 23 Sep 2019



Comments


Log in to leave a comment.


We’re preparing the Good Management Practice file. You’ll be able to download it in a few seconds